El día que se perdió la cordura

La novela de El día que se perdió la cordura te llevará a visualizar los personajes, paisajes de una forma única. Te sentirás mas que leyendo, viendo una película.

Los capítulos son cortos, manteniéndonos siempre en vilo a lo largo de sus páginas, en las que la tensión se puede cortar con un cuchillo y eso provoca que en cuestión de unos pocos días te lo acabes.

Sinopsis de El día que se perdió la cordura

Durante el 24 de diciembre en pleno centro de Boston un sujeto totalmente fuera de sí camina desnudo agarrando la cabeza decapitada de una joven con unos ojos de vidrios mirando la nada.

Es un escenario horroroso que escandaliza a todos los habitantes de la ciudad y que genera repulsión a todo el que ve al siniestro sujeto caminando a esas horas de la noche, sin embargo, una serie de especialistas se preguntarán la causa de una escena tan siniestra.

El Director de Psiquiatría de Boston el Dr Jenkins y Stella Hyden que es la agente de perfiles del FBI hurgaran sobre el hecho, harán averiguaciones reveladoras, las cuales pondrán en riesgo sus propias vidas y harán que se cuestionen seriamente la noción de cordura.

A medida que se desarrolla la historia van saliendo indicios que apuntan a una serie de hechos desafortunados que ocurren en el sombrío pueblo de Salt Lake hace más de 17 años y que son determinantes para conocer y revelar las causas y las motivaciones que pudo hacer tenido el sujeto que andaba desnudo en Boston.

El autor utiliza múltiples referencias literarias y se vale de ellas durante el transcurso de la novela, frases lapidarias que recuerdan a los Autores Universales como Gabriel García Márquez, George Orwell, Paul Auster y el Gran Novelista Norteamericano Stephen King.

Sin duda alguna un thriller que mezcla el suspenso con el romance y que además involucra tres tiempos para poder contar una misma historia, un libro que aborda con profundidad las barreras del ser humano y sus misterios colmados de vastedad valiéndose de un hecho lleno de horror pero a su vez, aunque duela, lleno de humanidad.

Mejor oferta disponible

Rebajas

Opiniones El día que se perdió la cordura

«Esta novela, sin duda habla con claridad, una claridad que al ser tan transparente puede rozar con lo cruel, me gustó mucho, aunque me confundí un poco cuando el autor conducía la historia por terrenos desconocidos y sin brújulas, sin embargo al llegar al desenlace lo entendí todo».

«Es una buena historia que cuestiona lo que uno cree acerca de la locura, de verdad creo que todos tenemos un poco de locos, esta novela me lo confirma, lo más ingenioso de la narración es que llegas a esta conclusión a través de un lenguaje sencillo por lo que la complejidad es hermana de la simplicidad en esta historia».

«Al principio sentí que sabía lo que venía pero a medida que iba transcurriendo la narración me daba cuenta que no sabía nada, entonces me desesperé y lo seguí leyendo para ver cómo terminaba todo esto, para mi sorpresa la novela cuenta con un estremecedor final que respondió inmediatamente todas las dudas que tenía».

«Me gustó mucho el estilo de este autor, el hecho de hacer referencia y alusiones a los grandes narradores como García Marquez me pareció fantástico. Algunos pensarían que el autor es un sabiondo arrogante, pero no, por lo que observo, se vale de todos los recursos que tiene a la mano para hacer de su narración una obra maestra».

«A pesar de que es un autor joven que le falta mucho por recorrer, este libro habla muy bien de él como escritor, pienso hacerle un seguimiento a sus obras para seguir viendo como se desarrolla en el tiempo, por ahora, tiene mi valoración positiva».

«Al principio me pareció un poco confuso pero a la vez asombroso, esa primera escena del hombre caminando con una cabeza decapitada lo deja a uno asombrado, me pareció que la obra es muy interesante sobre todo por esa facilidad que tiene el autor de mantener la tensión en todas las escenas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *